martes, 16 de octubre de 2007

ARANA-SUSINI Revista CARAS




Con cierto rubor, ella contó que algunas noches trepaba a un árbol de su jardín y que, encaramada en una de sus ramas bajas, miraba al cielo y por fin sentía paz. El no quiso evitar una sonrisa al escucharla, de chico solía escalar árboles hasta ese punto donde la adrenalina comulga con el vértigo. Tampoco fingió sorpresa cuando ella enumeró sus pasiones: naturaleza, bellas artes y música. De alguna manera, desde que cruzaron el primer saludo, él había adivinado que esa mujer de entusiasmo infatigable podía llegar a ser en su vida algo más que una interlocutora ocasional. Esa noche del pasado marzo, en casa de un amigo en común, Facundo Arana (35) y María Susini (30) se descubrieron a través de los intereses compartidos. También hubo espacio para la comprensión cuando ella le confió que hacía sólo tres meses se había separado de Carlos Anzorreguy, quien fuera su pareja durante doce años. El había atravesado una experiencia similar a mediados de 2006, cuando se separó de la actriz Isabel Macedo, su compañera durante una década.
Una semana después de este primer encuentro el actor viajó a Madrid, donde durante casi dos meses rodó escenas de la película “Tocar el cielo”. Allí celebró su cumpleaños 35, en aparente soltería. Sin embargo, en mayo, al regresar al país, confesó a CARAS: “¿Quién dijo que estoy solo? Sigo viviendo el amor con las tripas, como arañando el techo. No lo concibo de otra manera y nunca lo haré, independientemente de la edad. Moriría si pensara que para mí ya acabó el tiempo de las grandes historias de amor. Mi deseo de ser padre está presente todo el tiempo, pero se hará realidad cuando llegue el momento. No quiero forzar nada. Hoy por hoy, ser papá es un sueño pero no me impide dormir”.
Poco tiempo después se escucharon los primeros rumores sobre su relación con María Susini, que cada uno a su manera se ocupó de desmentir. El actor lo hizo en tono de broma: “Me parece muy linda y espero que alguien me la presente”. La conductora del ciclo “Los 10 mejores”, que se emite por Fox Sports, declaró: “No es verdad que estoy saliendo con Facundo; nos conocemos, pero no hay nada para contar. Aunque, de ser verdad, tampoco lo diría”.
Cada vez más seguido se veía la moto de Facundo en el barrio privado Santa Bárbara, donde vive la conductora y modelo. Alpinista, piloto aéreo y trashumante motorizado en sus ratos libres, el actor contagió a su novia algunas de estas inquietudes. Así, ella comenzó un curso en una escuela de aviación. Por su parte, María le devolvió las ganas de dibujar, que él había dejado olvidadas en un tramo de su adolescencia. “Pasaba el tiempo dibujando dentro y fuera de la escuela. Era muy buen dibujante, pero detrás del hecho artístico me movilizaba la magia de la hoja en blanco y el poder convertir ese vacío en una galaxia de cosas. Cuando creí que ya había dibujado demasiado, pasé a otra actividad” -contó alguna vez-. María, quien estudió hasta segundo año en la escuela de Bellas Artes Prilidiano Pueyrredón, instaló su atelier en uno de los cuartos de la planta alta de su casa. Allí conviven bastidores, lienzos y la arcilla que moldea en sus clases de alfarería. Ella y Facundo suelen utilizar este espacio para sus charlas, matizadas con recuerdos de la infancia. “Hasta los cuatro años me crié en Entre Ríos y necesito el contacto con la Naturaleza y los animales. Después nos mudamos a Acassuso y me convertí en una mezcla de chica de campo y concheta. Fui al colegio ‘Nuestra Señora de la Unidad’, pero me costaba mucho acatar algunas normas. Era una escuela de doble escolaridad, y muchas veces me escapaba para andar en lancha con mis amigos. A los 14 años, Cris Morena me vio en un avión de regreso de las vacaciones en Punta del Este y me ofreció participar en ‘Jugate conmigo’. No duré mucho; por mis horarios en el colegio llegaba tarde, no podía ensayar y hacía todo al revés”, suele evocar.
Mientras estuvo alejada de la televisión hizo un curso de cocina profesional, estudió Bellas Artes y comenzó a trabajar como modelo. La gráfica publicitaria fue el paso previo a la conducción televisiva. Fue presentadora de Telemúsica, y notera de Teleshow antes de saltar a lo deportivo.“Pero como siempre llegaba al estudio salpicada de yeso o con las manos ennegrecidas por la tinta del grabado, decidí dejar la facultad” –confesó-. En septiembre del año pasado, la conductora dio un audaz paso en su carrera al aceptar ser la tapa de la edición argentina de la revista Playboy. “No fue una decisión sencilla. Me gustó el ofrecimiento y la forma en que me lo plantearon. Hablé muchísimo con mi familia y, aunque me costó porque son muy formales, finalmente, estuvieron de acuerdo conmigo. También lo conversé con la gente de Fox. Nunca en la vida leí con tanto detenimiento las letras chicas de un contrato. Yo quería hacer algo de verdad pero con el máximo cuidado posible y quedé muy conforme con el trabajo”, contó.
Seguramente, estos destellos de la personalidad de María, quien integra el staff de Leandro Rud Models, fueron los que encandilaron a Facundo Arana, quien no habría demorado en presentársela a su familia. Ella también habría hecho lo propio. Sin embargo, el momento más emotivo que ambos compartieron fue hace apenas 15 días cuando, según sus allegados, se enteraron de que ella estaba embarazada de seis semanas. Por ahora, ninguno de los dos quiere hablar del tema en público. Una vez más, habrían optado por resguardar su alegría en la intimidad. “Creo que especular planes a largo plazo para la vida de uno es sencillamente una locura y un acto de soberbia, en algunos casos. Es algo muy distinto a tener ambiciones. Entre mis anhelos se encuentra tener una familia con hijos que se sientan tan orgullosos de su padre como yo lo estoy del mío”, expresó el actor en alguna ocasión. Al parecer, este sueño ya tendría fecha de nacimiento: mayo de 2008.
Fuente y derechos revista caras

No hay comentarios.: