jueves, 4 de octubre de 2007

Los monstruos sagrados : se estrena mañana en el Broadway


Los monstruos sagrados : se estrena mañana en el Broadway


Provocativa y audaz propuesta


Claudia Lapacó y Arnaldo André encabezan el elenco de este texto de Cocteau





El hall del teatro Broadway da pistas de cómo viene la cosa. Al entrar, el paisaje está dominado por el espectáculo de Nito Artaza y Moria Casán con las fotos del elenco naturalmente "fotoshopeadas". En la sala de arriba, que lleva la marca de una línea de cosméticos, se ultiman los detalles de Los monstruos sagrados , la pieza que reúne en una misma línea informativa a Arnaldo André, Jean Cocteau, Claudia Lapacó y Rubén Szuchmacher. O sea, un cóctel compuesto por el señor emblemático de las telenovelas de Migré, el niño terrible autor de La voz humana , una de las actrices más dúctiles del mundillo del espectáculo local y el talentoso director de Muerte de un viajante y Las reglas de la urbanidad en la sociedad moderna .

¿Habrá que entender esta jugada como lo que hizo Alberto Ure a principios de los noventa montando clásicos con actores que venían de distintas extracciones? "No lo sé - reconoce Szuchmacher-. Por lo pronto, no tengo el gesto de Ure. El instaló ese juego en los teatros oficiales, juego que luego fue distorsionado, porque son los teatros oficiales los que llaman a figuras para tratar de parecerse al teatro comercial. Por mi parte, no tengo problemas en trabajar en cualquier circuito. Esta obra tiene la eficacia del teatro de boulevard como para hacerla con otros actores. Ahí apareció la figura de Arnaldo, que junto al teatro Broadway, a Claudia y con mi presencia arma como una cosa rara. Después se verá si esa mezcla causa interés u horror."

En la impactante escenografía de Jorge Ferrari, sobrecargada de dorados y lámparas con caireles, se desarrolla esta pieza estrenada en 1940. Los monstruos sagrados cuenta la historia de una tal Esther (Lapacó), una actriz adorada por el público que tiene todos los tics de una Sarah Bernhardt que está casada con un tal Florent (André). La felicidad entre ellos entra en estado de shock ante la llegada de la joven Liane (papel a cargo de María Abadi, la seudovillana de Montecristo ). Ahí es cuando estos dos monstruos sagrados de la actuación deberán vérselas con monstruos internos.

Acto uno: él, el débil

"Cuando recibí la convocatoria, me di cuenta de que era una hermosa posibilidad de dar un cambio en mi carrera. En este tiempo de ensayos me deslumbraba ver cómo Rubén buceaba para encontrar la definición precisa a cada escena", cuenta Arnaldo André.

Cuando lo llamaron, reconoce que se sintió un poco sorprendido. "Pero vengo de cambios importantes en mi vida -explica-. La primera sorpresa que recibí fue cuando me convocaron para filmar una película como coprotagonista. Ni había comenzado a filmar cuando me llamaron para hacer otra. No lo podía creer, porque soñé mucho tiempo con hacer cine. Por eso mismo cuando recibí este llamado ya estaba como preparado."

Lo primero que le dijo al director es que no quería hacer de galán, porque era una paño que conocía. "En realidad, Florent es un ganador en lo profesional, pero, como dice Cocteau, es un individuo débil en lo humano. Cómo hacer que esa debilidad fuera visible fue el trabajo que hicimos con Rubén. Hasta descubrimos que esa debilidad podía ser bastante graciosa, algo que en la primera lectura no había detectado."

Arnaldo es un tipo sincero. "También sé que no es el personaje de mi vida. El personaje de Los monstruos sagrados es Esther, el papel de Claudia, pero para mí este pequeño escalón es muy importante. Si lo puedo escalar me servirá para enfrentar otros compromisos más importantes. He dedicado años a una actividad que me ha dado muchas satisfacciones, pero descuidé otras, como el teatro. Pero había como una pequeña maquinaria que no se la ponía en movimiento y que en cualquier momento se quedaba estancada en el barro. Ahora me doy cuenta de que estoy a tiempo."

Acto dos: ella, la fuerte

"Aparentemente es una comedia, pero te encontrás con tantas dificultades", dice Claudia Lapacó, que viene de lidiar horas con su pelo para convencerlo de que abandone su lacio natural. La obra tiene varios parecidos con Aplausos (la versión teatral de Todo sobre Eve o La Malvada ), que protagonizó hace tres años. "Claro. Pero como siempre decimos, la obra de Cocteau fue anterior. Seguro que alguien debe haberla visto...", apunta. Y sea robo o un trabajo de citas, las historias tienen su parecido, aunque, claro, de este lado está Cocteau, y eso marca una definitiva diferencia. "En Aplausos , Margot Channing no es tan interesante como Esther. Margot era una diva, y en Los monstruos... Esther es dueña de un teatro y es actriz. Margot se enamora de alguien más joven que ella. Por su parte, Esther lleva 35 años de casada con un actor de la Comédie Français. Y si Margot se pone como loca cuando se entera del engaño amoroso, Esther le abre su casa a la joven y la pone en brazos de su marido", aclara los tantos.

Si Arnaldo habla de escalones, ella habla de tener los caminos abiertos. "Es que en los últimos años he tenido accesos a los mejores roles. Pensá que vengo de Aplausos , El zoo de cristal , La profesión de la señora Warren ... Pero no me interesa tanto el futuro como lo que hago en el momento. Por otra parte, estoy maravillada con el hecho de que haya sido Rubén el que me eligió. Creo que hay algo de mi familia francesa que a él lo atrae. Le encantó que yo haya sido extra de la Comédie Française cuando acá era actriz profesional. Le encantó porque ése es el mundo que también cuenta la obra de Cocteau."

La propuesta se larga a andar mañana. ¿Un Szuchmacher en la quintaesencia de la escena comercial? Sí. ¿Arnaldo André haciendo un Cocteau? Sí. Nada es casual. Todo esto es mucho más que un malentendido.




Las voces cantantes del conflicto: Claudia Lapacó y Arnaldo André

Los nombres



  • Originalmente se estrenó en el Théatre Michel de París, en febrero de 1940, cuando Francia volvía a estar en guerra. La traducción de este texto de Jean Cocteau es de Ingrid Pelicori, y la música original, de Bárbara Togander. A Claudia Lapacó y Arnaldo André los acompañan María Abadi, Susana Lanteri, Graciela Martinelli y Julián Vilar. Por su parte, la escenografía y el vestuario son de Jorge Ferrari; la iluminación, de Gonzalo Córdova, y la asistencia de dirección, de Pablo Quiroga.


El creador de este montaje


Firme en la escena comercial





El director Rubén Szuchmacher



Rubén Szuchmacher reconoce que hubiera sido improbable montar Los monstruos sagrados en su sala, Elkafka, pero a su vez es un defensor de la eficacia de la pieza y de su valor en la escena comercial actual.

-El texto transita un borde permanente y todo parece depender de la mano del director.

-Absolutamente. Soy consciente de ese riesgo. También sé que en la sala de abajo están Moria y Artaza, eso está de algún modo contemplado. Me interesó quitarle a la obra la marca de época y por eso me centré en la intriga, en el ingenio que tiene el texto. Hay veces que trabajo con materiales más claros. Acá no. Coincido con lo que decís. Esto puede ser una porquería o puede estar muy bien. Algo que me parece interesante en esta obra es el tema del amor, sobre todo en cierta edad, con cierto orden subversivo y juego intrincado para aquella época y para esta.

-Claro, porque en la obra Esther prepara la cama para que su marido se acueste con la mujer más joven. En esta época, a lo sumo, se terminaría hablando de un triángulo amoroso, cosa que la obra no plantea.

-Claro. Ahí es donde Cocteau jugaba con ciertas cosas. Mete una trama que va en contra de ciertas ideas burguesas de la época. En otro orden de cosas, no soy un director de sueños propios, dependo de lo que estoy trabajando. Esta obra es una muy buena opción política para lo que es el teatro comercial. Está bueno que se vuelva a hacer buenas obras.

-En ese sentido, habrá dos Cocteau simultáneamente: Los padres terribles y el tuyo. Una rareza...

-En principio es interesante. Para aventurar algún tipo de hipótesis creo que hay que encontrar textos asequibles al público. Y estas obras están bien escritas.

PRESENTO


CulturArtEspect�culos

FUENTE: LA NACION


Lázaro Sergio Kowiensky

Periodista/Webmaster

culturartespectaculos2007@yahoo.com.ar

http://www.la-pagina.de/culturartespectaculos

Dejar comentarios en nuestro blog

http://culturartespectaculos2007.zoomblog.com/