miércoles, 12 de septiembre de 2007

A PAGAR

Su juego o no juego de discriminador ya llega a un punto que da asco, tal es así que por suerte, el periodista Lucho Aviles, deberá pagar y mucho.
Tuvo que pagar cientos de libros a cartoneros y altos honorarios de abogados.
“Hay que poner granadas en cada bolsa de basura”, habría sido la horrorosa frase de esta oportunidad.
No llegamos a una instancia judicial. Preferimos hacer una mediación a través de Mónica Porto Ferrario. Todo fue muy trabado. No hubo retractación de Avilés”, expresó la letrada que asesoró a los integrantes de la asociación civil “El amanecer de los cartoneros”. “Pero conseguimos un acuerdo provechoso”,agregó.
“Las razones de Avilés, por lo que expresó en las audiencias de mediación, es que sus palabras fueron sacadas de contexto.”
“Se discutió mucho. Luego de 5 o 6 audiencias logramos que se comprometiera a pagar los libros para un colegio de Villa Fiorito donde asisten los hijos de cartoneros. Eran 15 libros por cada año, que él consiguió al 20 por ciento menos, y un globo terráqueo que nunca recibimos. Nos pagaron los honorarios creyendo que nos olvidaríamos de los libros y no quería entregarlos. Hace un mes y medio que llegaron los libros al colegio”.

No hay comentarios.: